martes, 21 de julio de 2009

Los cuentos que ya no escribiré

1.-Un hombre sale de casa y todo es niebla. Le parece ver una figura conocida. Aha. No hay nada. Sigue caminando. Todo lo que está a punto de tocar se esfuma, se le desvanece entre los dedos. Parece que allá está una mujer. Tampoco. Se pierde en la niebla y en sus formas. Solo son pensamientos.

2.-Otro que parta del principio “una cabeza decapitada tiene conciencia de que es una cabeza decapitada”. Entonces, contar los pensamientos de esa cabeza decapitada con una fórmula en la que todo es intelectual, porque la cabeza que cuenta -literalmente- ha sido despojada de corazón, vísceras, sexo, y alma. Se ha quedado solo con el cerebro para reflexionar la retrospectiva de su vida.

3.-Definitivamente, no escribiré un cuento de amor.

3 comentarios:

caballito dijo...

Para el primero podrías inspirarte en el principio de resident evil, el videojuego.

Anónimo dijo...

que interesante el cuento de la cabeza. extraña formula.. atrapante.

Mar dijo...

JAJAJA DEFINITIVAMENTE TENDRIAS QUE ESCRIBIR ESOS CUENTOS JAJAJA

...SIGUES SIENDO TAN TÚ!!!