miércoles, 2 de septiembre de 2009

¿Cuál es la diferencia? (repetición)

Ayer, en un cielo gris y en una carencia de luz -de tarde nublada- vi brillar algo en el horizonte. Como cuando en la radio dicen que se va a ver Venus. Desapareció. Nunca sabré qué era o qué fue. Los fenómenos celestes no son del dominio de los hombres.

En el Ayer de Ayer, jugaba en la azotea (tercer piso). La vecina estaba lavando; la vi tallar con sus brazos más bien toscos y sus pechos agitados un pantaloncito rojo. Llegó el marido y empezó a acariciarla. Ella no se detuvo. Él comenzó a frotar su sexo contra las prominentes nalgas de ella. Yo me escondí. Cogieron en la más sublime cotidianeidad.

En el Ayer del Ayer de Ayer, fui la menor de cuatro hermanas, cuatro hermosas y traviesas ninfas.

Y Hoy, en el más cercano Ayer, en el del instante insostenible, de los segundos más cortitos, no puedo ver la diferencia de tiempo en el pasado. En mi mente, estos Ayeres se piensan igual, saben a un documento de photoshop planchado. Existen sin jerarquía. No hay saltos en la memoria, no hay experiencia.

Al final de mis días
no sucederá que fui
sino que toda soy.

2 comentarios:

CATZ dijo...

igual que el mismísimo universo, así se contraiga y se vuelva a expandir, o simplemente se expanda por siempre

neko dijo...

alguna vez pense que serian de los ayeres, donde se queda todo eso mm al final forma parte de de uno mismo de no ser asi se manifiestan en sueños, yo sueño con mi ayeres y al despertar ese ayer es hoy. cada segundo que pasa es un ayer..

saludos !